Detalles rumbo a OZ

Habiendo pasado un tiempo considerable de la presentación de la obra Lemon way de Carlos Nicanor para el proyecto “Detrás del muro” perteneciente a la XII Bienal de la Habana, les mostramos algunas imágenes y detalles que tuvieron lugar durante el proceso y la estancia en Cuba.

Esta obra de carácter efímero fue llevada a la Bienal de la Habana bajo la curaduría de Orlando Brito Jinorio y Juan Delagado, que apostaron, entre otros muchos artistas, por la escultura de Nicanor, que tanto está dando que hablar en los últimos tiempos. Esto, unido a la colaboración y producción de la Galería ARTIZAR hizo posible que el escultor canario se convirtiera en referencia durante los días que duró la Bienal, terminada por cierto hace dos días.

carlos nicanor - artizar 04

Artista, comisario y galeristas (Frasco Pinto, Carlos Nicanor, Orlando Brito y Pedro Pinto)

Lemon way se ubicó en el pasadizo subterráneo que une el Parque Maceo con el Malecón, un cruce que permanecía cerrado más de una década, y que los lugareños agradecieron enormemente, pues no sólo había una pieza artística que disfrutar, sino que también el único paso para peatones de todo el Malecón volvía a ser transitable. Esto, unido a la repercusión de un evento como la Bienal de la Habana, hizo de la experiencia de montaje algo más que un simple trabajo con un fin, se convirtió en una verdadera convivencia con viandantes, colaboradores y ayudantes.

carlos nicanor - artizar 03

Proceso de montaje

Llegados a la inauguración del evento, todo el trabajo había valido la pena, Carlos Nicanor presentó su “Camino de limón” y consiguió no sólo la admiración de importantes personalidades de los círculos artísticos, sino también de la prensa, tanto especializada como general, aunque lo que de verdad hizo que la instalación cobrase vida fue la participación de los que paseaban por el Malecón y decidieron formar parte de ese camino hacia los anhelos y sueños de cada uno, lanzando al mar Caribe esas baldosas amarillas como guías o simples mensajeras. Enorme fue el asombro y la sorpresa cuando a la semana de la inauguración nos encontramos una de esas baldosas en una playa a más de 40 kilómetros de donde fue lanzada…

Con todo esto, la experiencia fue tan buena como el resultado final. Un artista canario provocó la admiración de casi todo el que pudo contemplar su trabajo, pues siendo una obra efímera, duró lo que la erosión natural y ciudadana de La Habana le permitió.

Para la documentación ya quedan las fotos, artículos de prensa, revistas, textos, vídeos e incluso algunos bocetos y dibujos que Nicanor  creó para desarrollar y posteriormente apoyar ese concepto que fue Lemon way.

Carlos Nicanor - Artizar 06

“El camino de la mosca” | Lápiz sobre papel

carlos nicanor - artizar 02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s